Skip navigation

Tag Archives: peligros

Jorge Flores, director de PantallasAmigas (Foto: Eroski - Consumer)

La Revista Consumer acaba de publicar una entrevista con el fundador de PantallasAmigas, Jorge Flores Sigue al director de PantallasAmigas en Twitter. Extraemos algunas de sus declaraciones:

Una pantalla del ordenador, de un móvil … puede convertirse en enemiga ante un mal uso y la mala fortuna de encontrarse en el camino con personas inadecuadas.

El mal uso se concreta en tres tipos de riesgos: el contacto con otras personas que hacen daño, la exposición a contenidos nocivos, más allá de que sean legales o no, y los riesgos de tipo comercial. Hay que tener en cuenta que en Internet estamos todos, incluida la gente que nunca te encontrarías en tu entorno, pero que pueden ocultar su identidad y hacer mucho daño. Es el grooming. Luego también tenemos el ciberbullyng, que en ese caso se suele dar entre menores que sí se conocen.

Ante un caso de sexting la madre no puede decirle a la hija que ha accedido a su teléfono sin su permiso, pero está en su deber advertirle sobre el peligro del envío de esas imágenes porque podría hallarse ante un caso de corrupción de menores. La madre debería intentar que la hija confesara que algo le está pasando, que está sufriendo un acoso. Con este fin le recomendaría a la madre que accediera a unas páginas donde aparecen chicos y chicas que han sufrido acosos y que las vieran juntas. Si esta chica ve lo que puede llegar a pasarle es posible que pida ayuda antes. Si, aun así no habla, entonces los padres deben hacer una consulta con la policía y guardar las pruebas.

Fuente: Revista Consumer
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank

Anuncios

En un informe que se hizo público hace unas semanas, el organismo regulador de las comunicaciones en el Reino Unido advirtió de ciertos datos alarmantes:

  • Uno de cada cuatro menores de entre 8 y 12 años tiene perfiles en las redes sociales Facebook, Bebo o MySpace, aunque la edad mínima para inscribirse en dichos webs es de 13 años.
  • El 17% de estos menores tenía configurada la privacidad de tal manera que otros usuarios podían ver sus detalles personales. Sólo el 4% tenía perfiles completamente privados.
  • El 17% de sus padres no tenían conocimiento de estos perfiles.
  • De los que sí lo sabían, el 10% no controlaba qué hacían sus hijos en dichas redes.
  • El 37% de los menores internautas de entre 5 y 7 años habían visitado Facebook.
  • El 70% de los usuarios más jóvenes creían todo o casi todo lo que leían en webs como la Wikipedia o los blogs.

También reveló ciertos datos acerca de las opiniones de estos jóvenes ciberciudadanos: el 44% de los chicos entre 12 y 15 años opinaron que descargar copias de películas o música mediante P2P no debería ser ilegal, siendo mayoritariamente varones quienes opinaban así. El 38% opinaba que sí debería ser considerado ilegal.

Fuente: The Guardian

Resguardados tras las pantallas de sus computadoras, los pedófilos han generado una comunidad clandestina con reglas y símbolos propios. Elvira Berardi, directora del Programa de Ayuda a Niños Abusados Sexualmente (ANAS), es contundente: “La pornografía, la prostitución y la trata de niños por Internet crece cada día a la par de la tecnología. Esto da a los pedófilos la oportunidad de apoyarse en el anonimato, unirse para intercambiar material pornográfico e implementar estrategias de protección mutua”.

Recientemente el FBI elaboró un informe que alerta sobre ciertos símbolos gráficos y logos que utilizan los pedófilos del mundo para identificarse según sus preferencias sexuales
hacia niños o niñas de distintas edades. Los símbolos –inscriptos en colgantes, anillos, monedas, trofeos, adhesivos, a veces incluso tatuados en el cuerpo– fueron recogidos en distintos allanamientos.

La simbología –que ellos identifican de “el movimiento de los amantes de los niños”– incluye un corazón, un triángulo y una mariposa. En todos los casos, el contorno mayor alude al adulto y la figura menor que contiene hace referencia al chico. El triángulo –llamado BLogo – simboliza la atracción hacia los varones menores. El corazón –o GLogo– , identifica la preferencia por las niñas. Y la mariposa, formada a su vez por dos corazones grandes y dos chicos (rosas y celestes) representa a quienes gustan de ambos.

Webs que combaten la pedofilia en internet difunden dichos símbolos para advertir a la comunidad sobre su significado.

La división Delitos en Tecnologías y Análisis Criminal de la Policía Federal argentina advierte sobre el crecimiento de la comunidad pedófila y las diversas modalidades delictivas asociadas al uso de internet, como la publicación y distribución de imágenes de pornografía infantil a través de páginas o e-mails y los contactos vía chat (conocidos como grooming ) de carácter erótico con menores. Hay comunidades virtuales de ingreso exclusivo donde se intercambia pornografía infantil. Para hacerse socio hay que subir material inédito casero. Utilizan palabras codificadas –como p2filia, free lolitas, bbs– para dificultar la detección de los organismos que combaten el delito.

Fuente: Clarín

Aunque el acoso sexual por internet o grooming aparece como un peligro para todos, hay menores que están más vulnerables, porque por sus características personales y sociales es más probable que acepten entablar amistad con extraños, dejarlos entrar en su intimidad o, lo que es más peligroso, concretar un encuentro cara a cara.

“Los más propensos, los que están más en riesgo son aquellos que están más solos y no tienen redes que los protejan, o sea, padres cercanos o grupos de pares importantes”, explica la psicóloga Macarena López, de la Unidad de Adolescencia de la Clínica Santa Sofía (en Chile).

El grupo de amigos muchas veces ayuda al que anda más perdido a reorientarse y no caer en la tentación de experimentar más allá de lo seguro. Sin embargo, hay niños que por su timidez u otros problemas de personalidad no encuentran cabida en estos grupos o se alejan de ellos.

Por eso, dice Macarena López, nada es más preventivo que mantenerse comunicados con los hijos adolescentes, ni siquiera los “cortafuegos”. “Ellos siempre irán unos pasos más adelante que sus padres en ese campo. En cambio, en el caso de los más chicos sirven mucho esos programas, porque evitan que por error entren en un sitio inconveniente”.

Fuente: Blogs de El Mercurio

La periodista Paulina de Allende Salazar, del programa “Informe Especial”, comprobó en carne propia el acecho que sufren menores de edad, que son objeto de acoso por parte de adultos que se valen de foros o salas de chat.

Se hizo pasar en el chat por una niña de 13 años en las salas de chat y de inmediato recibió todo tipo de insinuaciones, que fueron subiendo de tono. Los sujetos fueron capaces de llegar hasta la casa misma de la supuesta menor.

“En Chile existe un vacío legal. Cuando un mayor se encuentra con un menor y existen antecedentes de grooming o de acoso sexual, por ejemplo a través de internet, ese señor no puede ser detenido porque el encuentro no está penado. Frente a ese vacío nosotros quisimos demostrar, qué tan dispuestos están los tipos que chatean en internet con menores a juntarse con los niños”, indicó.

“En vez de exponer a una menor, que nos parecía poco ético, nosotros nos hicimos pasar por una niñita de 13 años. Nos fuimos a un chat virtual y ahí lo que pasó fue que ponte tú a los 30 segundos ya teníamos a un tipo pidiendo un chat privado, o sea 10 tipos en un privado y 10 tipos diciéndonos ‘cabra chica yo te hago grande’, o ‘cabra chica ¿te gustaría verme desnudo?’, por ejemplo”, prosiguió.

Según cuenta, “a los dos minutos ya teníamos a esos tipos pidiéndonos conectarse con nosotros, a través de correo electrónico, para solicitarnos la cámara web. Una vez que ya contaban con nuestra cámara web, a los 15 minutos el tipo ya se estaba masturbando, o nos estaba pidiendo que nos levantáramos la polera o algo de ese tipo”.

De Allende Salazar señaló que con el fin de no despertar sospechas de su contraparte, utilizaron una cámara web de mala calidad, y que pese a que jamás accedieron a los pedidos de su contraparte, éstos estuvieron dispuestos a juntarse con ella.

Cómo aún no es un delito tipificado por ley, a los sujetos en cuestión les taparon en cámara los ojos, pese a contar con todos sus antecedentes reales, como su condición social, estado civil, edad, etcétera, que fueron entregados a la Fiscalía Centro Norte.

Frente a estos hechos, el parlamentario DC Patricio Walker presentó un proyecto para penalizar este tipo de conductas.

Técnicas del pedófilo para realizar child- grooming

Ingresa a salones de Chat públicos con nicks ( nombres de usuario) llamativos para el niño o la niña . Ejemplo: matias14 , gatita16, etc. Con el fin de elegir a su potencial víctima que tiene un nick similar al suyo, luego de establecer la conversación por Chat, le pide a la víctima que le de su dirección de Messenger.

Cuando logra estar en el messenger del niño , le pregunta si tiene webcam para conocerlo mejor, luego de eso comienza a tratar de seducirlo diciéndole lo bella o bello que lo encuentra, que le deje ver si tiene bonita boca, bonito cuerpo, le hace adoptar frente a la webcam poses insinuantes que le va capturando como imágenes en su computador.

Seguido de esto, si logra hacer que el /la niñó le muestren sus pechos o genitales, muestra su verdadera identidad, diciéndoles que les enviará esas fotos a sus padres o las publicará en algún fotolog si no acceden a lo que él les va pidiendo y ahí comienza el verdadero acoso, que puede terminar en un encuentro personal y una consiguiente violación.

Fuentes: Cooperativa.CL y Sady Maureria Bulnes.

Uno de cada cinco niños en el ciberespacio “es blanco de un predador o pedófilo cada año”, afirmó la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en la celebración del Día Internacional de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información.

Eso no es todo. Agregó que tres de cada cuatro menores están dispuestos a compartir información personal y de su familia a cambio de bienes y servicios, lo cual los convierte en presas fáciles. Así, el organismo dejó en claro que es urgente crear una red más protegida.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon declaró que “el mundo virtual ofrece excitantes posibilidades para educar a la infancia y ayudar a los niños a convertirse en seres adultos creativos y productivos. Pero tenemos que estar atentos a los peligros que podrían dejar cicatrices indelebles en sus vidas”.

En este sentido, el máximo representante de la ONU recordó que “los niños y los jóvenes figuran entre los usuarios más prolíficos de internet y los aparatos móviles”.

“Sin la debida protección, sus valiosas vidas corren graves riesgos en el perverso mundo de los ciberdelincuentes y los pedófilos, que siempre están a la búsqueda de presas fáciles”, añadió Ban.

Para acabar con esta amenaza, Hamadoun I. Touré, secretario general de la UIT abogó por “crear una red mundial que proteja a nuestros niños en internet, aplicando legislaciones nacionales, aumentando la sensibilización del público y mejorando la capacidad de reacción de los países en materia de informática”.

Fuentes: Excelsior y ADN.

En el último año la División de Delitos Informáticos de la Policía uruguaya recibió unas 150 consultas pero explican que existen más casos que no salen a luz por el miedo y la vergüenza que genera en las víctimas.

El jefe de Delitos Informáticos, Gabriel Lima, dijo que recibe tres consultas por semana de padres que sospechan y tienen miedo que sus hijos puedan ser víctimas de grooming: el engaño de un adulto a un menor a través de sitios de Internet o programas de chat para obtener imágenes de contenido erótico del menor.

Esas imágenes luego serán usadas para coaccionarlo. La amenaza es difundir esas imágenes entre sus conocidos. La finalidad es evitar que la relación se corte. Es decir, abuso sexual virtual que, en algún caso, se concreta cara a cara.

Fuente: United Press International vía Tiempos de la Internet

Frente a riesgos como el grooming o el ciberbullying, diferentes expertos, – , Josune Gereka enfoca su análisis desde la educación; Íñigo Ochoa de Alda, desde la vertiente psicológica; Jorge Flores Fernández, coordinador de PantallasAmigas,a la luz de la pedagogía y la ética, y Ray Fernández muestra una visión filosófica descarnada – analizan los riesgos y retos de Internet.

¿PELIGROS?
Del ‘ciberbullying’ al desconocimiento

¿Cuáles son, en su opinión, los riesgos más importantes?
Jorge Flores. Sin duda los que pueden tener como resultado un mayor daño físico o psicológico para el menor: ciberbullying y grooming. Aparte de ello es el daño que se producen los propios menores cuando, de forma consciente o ignorándolo, pasan al otro lado de la ley escudándose en expresiones como «todo el mundo lo hace». Tampoco hay que desdeñar el uso abusivo o las adicciones, aunque en este caso considero que la Red figura sobre todo como catalizador de un problema preexistente. Y por último, los riesgos de tipo económico, pequeñas estafas o fraudes, que son los menos graves, pero hay que permanecer alerta.

Josune Gereka: El riesgo más importante es la ignorancia, no saber lo que supone la tecnología, aunque bien es cierto que muchas veces se le da un enfoque demasiado alarmista. Hay que conocer qué peligros pueden existir y hay que saber qué utilización hacen nuestros hijos de la tecnología, pero siendo conscientes de que no todo es peligro.

Ray Fernández: El mayor riesgo es no considerar el papel real que tiene la tecnología en la vida y en este momento. Yo recuerdo haberme criado saliendo a la calle a jugar tranquilamente y ese es un patrón desaparecido. Exactamente lo mismo sucede con la tecnología, sólo que es más hostil para las personas que no la conocen. Pero si los adultos no le dan el papel que realmente tiene, no cabe duda que los niños y los adolescentes sí que se lo van a dar.

Íñigo Ochoa de Alda: Desde el plano psicológico, sí vemos riesgos graves asociados con la tecnología, que generalmente se relacionan con el grooming y el ciberbullying. Sin embargo, son términos que hemos atribuido a la tecnología, aunque no tienen tanto que ver con ella porque los abusos, la violencia, los pederastas, el bullying, el acoso y el maltrato existían antes de la tecnología. La clave no es que los chavales utilicen las nuevas tecnologías, sino el para qué.

Ray Fernández: Se puede establecer esa distinción, es decir, que los riesgos, con o sin tecnología, ya estaban. Pero, además, hay riesgos nuevos que desconocen los padres. Y si los padres los desconocen, los chavales no tienen posibilidad de que les guíen.

Josune Gereka: Y ocurre que hay padres demasiado permisivos por el desconocimiento, o padres que no ven más que peligros. Como en tantas otras cosas, hay que saber encontrar un equilibrio. Los padres tendrán que conocer el medio y, como ocurre con la calle, poner límites o consensuar con el niño hasta dónde puede llegar.

UN MUNDO DISTINTO
Medio peligroso o alarmismo

¿El problema es más grave de lo que se piensa o quizá es que hay demasiado alarmismo?

Jorge Flores: Estando la protección del menor por medio, hay que tomárselo muy en serio para que todas las ventajas de las tecnologías no se vean empañadas por los peligros que a veces se encuentran. A la barrera generacional y tecnológica se suma un profundo cambio sociológico en el que los menores han tomado la iniciativa, sin referentes previos, y donde la edad adulta tiene importantes dificultades para intervenir. Además, es muy difícil «meter en cintura» las prácticas inadecuadas.

Josune Gereka: Vemos problemas, pero la mayoría son derivados de los que existían anteriormente. La cuestión es que ahora hay una repercusión mediática importante. El bullying se quedaba antes en el entorno del colegio, pero hoy se amplía si se cuelga en la Red y el daño es mayor. No obstante, hay que partir de la base de que los chavales, mayoritariamente, hacen un uso correcto de las nuevas tecnologías. Y puede suceder a veces que no sean del todo conscientes de la repercusión que tiene lo que hacen. Pero, como todo, para ello, para que lo sepan, hay que formarles.

Ray Fernández: Yo creo que no hay ningún problema. Estamos constantemente intentando comparar el mundo digital con el real. Y no, es algo totalmente diferente: las relaciones son distintas, la forma de vivir es distinta, el horario es distinto, lo son también los amigos. Es otro escenario. No es problemático; es distinto.

Íñigo Ochoa de Alda: El alarmismo lo provoca el desconocimiento o determinados aspectos vitales. Quienes están en riesgo son los mismos que lo estarían sin que existiera la tecnología. Hay gente que ya tiene sus propios déficits psicológicos, familiares o relacionales, y no es por el mal uso de los medios tecnológicos, sino por sus propios problemas.

Ray Fernández: En todos los ámbitos debemos interiorizar el efecto de la sociedad de la información. Un ejemplo: el anonimato, la impostura y la suplantación. En toda la historia de la humanidad eso no era posible, excepto en carnaval. La sociedad de la información genera un espacio donde la impostura, la suplantación y el anonimato es algo sencillísimo y los niños lo conocen desde los nueve o diez años.

Josune Gereka: Los padres vemos ahí un peligro. Pero tenemos que darnos cuenta de que es una realidad que no va a cambiar.

EL PAPEL DE LOS PADRES
La responsabilidad de saber

A los padres les ha cogido el fenómeno con el paso cambiado. ¿En qué medida y hasta dónde tienen que involucrarse?

Josune Gereka: Tienen que supervisar la actividad de sus hijos. Hay algunas reglas de oro: utilizar internet como actividad familiar, no en la habitación, aunque es un poco difícil; intentar saber lo que hacen o qué amigos tienen en línea, hablar con ellos sobre esas cosas; no utilizar el ordenador como canguro, es decir, para que nos dejen en paz un rato; establecer unas reglas consensuadas, si se puede, y si no, a veces tendremos que imponerlas y saber decirles ‘no’ cuando veamos una oportunidad de riesgo; hacerles ver que no todo lo que aparece en internet es creíble; que sean críticos en la selección de la información; buscarles alternativas de ocio que no sean únicamente a través de las nuevas tecnologías. Y, al final, el mejor filtro es la comunicación y la supervisión.

– Ray Fernández. Yo creo que hay que distinguir entre niñez y adolescencia. En la niñez los padres establecemos un entorno seguro en el que crezcan nuestros hijos y lo mismo tenemos que hacer en una situación virtual. O sea, niñez, espacio vigilado y control. Pero con los adolescentes la situación cambia. Con ellos hay que ejercer un liderazgo. Ahí los padres tienen que conocer el medio y saber que existen unas áreas de riesgo y otras de menos riesgo. Difícilmente se pueden enterar si no están informados.

Jorge Flores: Lo que está claro es que han de ponerse a caminar, aunque sea para permanecer en el mismo sitio. Esto va muy rápido y no parece adecuado dejarlo pasar, porque una parte importante del desarrollo y de la vida, y en ocasiones, de la salud de los hijos, discurre en este medio. Mantenerse al margen es irresponsable porque actuar no supone necesariamente hacerse un experto internauta. Basta con ponerle intención, que es lo menos que hay que ponerle en el ejercicio de la obligada labor de protección como padres y madres. Con un par de medidas elementales se puede evitar la mayoría de los riesgos más graves.

El fenómeno de la huella digital es preocupante. ¿Se conocen sus riesgos?

– Ray Fernández. Un ejemplo recientísimo. Facebook ha colado de rondón, de forma unilateral, una modificación de licencia de uso, estableciendo que los contenidos que cada cual subiera pudieran seguir siendo reproducidos por Facebook aun después de cesar el uso. Al final lo ha tenido que retirar. Pero es igual, porque una vez que se suba cualquier contenido puede ser replicado.

O sea, que cualquiera puede utilizar internet para desprestigiar, insultar, desacreditar, etcétera, a una persona, sin que nada se pueda hacer.

Josune Gereka: Esto es algo que no se puede pasar por alto a la hora de formar a los chavales; hay que advertirles del riesgo que supone esta circunstancia. Tienen que ser conscientes de ello.

Jorge Flores: Sí, se desconoce bastante este problema. Más que una huella, yo diría que es una radiobiografía, y eso puede llegar a ser muy perjudicial, ya que además incluirá lo que otras personas hayan aportado, sea cierto o no. Es un hecho común y lógico en otros países que existan servicios como RepVine, dedicados a limpiar el rastro on line que resulta incómodo.

Íñigo Ochoa de Alda: Lo que me suelo encontrar en la consulta son bastantes casos de padres cuyos hijos están viviendo de forma traumática ciertas informaciones o inculpaciones sin motivo a través de la red. O que han sido fotografiados en una borrachera y la imagen ha sido colgada en internet, con el consiguiente trauma para el chaval.

Fuente: diariovasco.com

A %d blogueros les gusta esto: